Emoticon cumple 25 años

La sonrisa más popular del ciberespacio

Sonríe de oreja a oreja, de forma ficticia pero universal. Es el Smiley o sonriente, :-), el primer y más famoso emoticon de la historia que acaba de cumplir 25 años. Está construido con dos puntos, un guión y el paréntesis de cierre: simpleza total. Sin embargo, surgió en la Universidad Carnegie Mellon de Pittsburg, Pensilvania.

25/9/2007

Este ícono revolucionó la comunicación no verbal en el ciberespacio: el pequeño Smiley consiguió vencer las limitaciones que tiene el comunicarse por texto sin poder expresar emociones o expresiones faciales.

El creador fue Scott E. Fahlman, profesor de investigación de la mencionada universidad, dedicado a la exploración de la inteligencia artificial y sus aplicaciones informáticas, quien por estos días está abrumado por las llamadas y felicitaciones que recibe en su despacho de Pittsburg.

Cuando Fahlman inventó este emoticon, tenía 34 años, y casi nadie utilizaba computadoras. Menos aún se enviaban los millones de mensajes de correo electrónico a diario.

El 🙂 nació así

Hace un cuarto de siglo, se colgaban en la red informática interna de aquella universidad, mensajes con caracteres en naranja o verde fluorescente y eran dirigidos tanto por alumnos como por profesores.

Entre mensajes oficiales, preguntas científicas y contenidos más distendidos, alguien envió un correo bromeando sobre una supuesta contaminación en un ascensor, lo que desató un gran debate sobre el límite del humor en la red y cómo marcar los comentarios divertidos para que nadie se los tomara en serio.

Fahlman envió su respuesta con el siguiente contenido: “Propongo la siguiente secuencia de caracteres para los bromistas :-)”, escribió. “Léanla de lado”, aconsejó a los internautas.

El mensaje fue colgado en el boletín electrónico el 19 de septiembre de 1982 a las 11:44 de la mañana. Así fue cómo el primer emoticon vio la luz en la red hace 25 años.

En el mismo correo, Fahlman propuso utilizar :- ( para aquellos mensajes que no fueran broma. Así el símbolo pronto se convirtió en una herramienta para reflejar la frustración, el enfado o el desagrado de una persona.

La propuesta fue acogida con gran entusiasmo entre los alumnos y empleados de la Universidad de Carnegie Mellon, y el Smiley saltó rápidamente a otras universidades y foros a través de la entonces todavía rudimentaria red.

En pocos meses aparecieron nuevas expresiones, utilizando otros caracteres, tal como el “rostro” que se queda boquiabierto (:0) ó el que guiña 😉 . Se había creado un nuevo hobby entre los cibernautas.

Desafortunadamente, Fahlman no guardó una copia de su mensaje de aquél día de octubre, porque no le concedió mayor importancia a su invento. Con el tiempo, sin embargo, se dio cuenta de que el fenómeno de su carita sonriente no iba a ser una moda pasajera.

Durante años “su” Smiley original estuvo perdido, hasta que un compañero suyo de la Universidad Carnegie Mellon, Jeff Baird, lo localizó con otros tres amigos, justo a tiempo para celebrar su entonces 20 aniversario, según cuenta el propio Fahlman en su página web.

Con motivo del 25 aniversario de su cara sonriente, Fahlman explicó que a pesar de los años transcurridos, sigue sin salir del asombro, pues ve el éxito y difusión planetaria que ha tenido su idea, aunque nunca recibió beneficio económico alguno por ella. Lo asume con humor y dice: “es mi pequeño regalo para el mundo”. – EFE.

Anuncios

Un comentario en “Emoticon cumple 25 años

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s